Si la gente se pusiese a pensar detenidamente, se daria cuenta que las habilidades mas útile s para influenciar a la gente son las que habiamos perdido. El arte de sentir los sutiles cambios de postura, cambios de temperatura y aroma de los demas, es la mejor manera de poder obtener aquello que deseas.

Por ejemplo, aquella rubia pintada. Tiene una falda cuyo borde inferior es ilegalmente corto y un top que le hace la competencia. Baila con otro hombre, un idiota cualquiera, y se nota que esta aburrida, que le gusta el chico pero que no la satisface. Ella esta en celo, sus hormonas la delatan, el sudor en sus labios, el enrojecimiento en su cuello. Ademas, se le ha olvidado tomar el anticonceptivo, y no esta segura si arriesgarse o no con el imbecil de turno.

Mira a su alrededor, sin rumbo quizas, y nuestros ojos se cruzan. Estoy seguro que en su mente no me vio, pero su instinto le dice que hay algo prometedor y que tiene que buscarme.

El nombre del juego siempre ha sido paciencia, y al rato, el tarado se aleja para ir al baño, lo se porque se estaba conteniendo, se nota en la expresion de concentración, pero pensaba que le podian dar algo esta noche. Pobre iluso.

Me le acerque con una bebida fresca y congelada, sabia exactamente que tomaba y como. Por 30 segundos su protección contra los desconocidos la hizo dudar, pero el aburrimiento, el celo y mi expresión la hizo ceder. Se tomo el vaso completo, tratando de mitigar su fuego interior, pero lo unico que hizo fue avivarlo.

(Una pregunta que me hago, porque demonios me suena todo esto a novela con Fabio en la portada? Demonios. Seguire, debe ser exorcisado.)

La conversación fue breve, evidentemente, ya que me interesaba alejarla lo mas rapido posible de alli. El retrasado no debia tardar en llegar, y evitar conflictos es primordial. Comenze a observarla detenidamente, tenia que conseguir las palabras y movimientos correctos, la coreografía exacta que me permitiese llegar a mi objetivo.

(Ya me perdi, vez? A ver como lo pego)

No fue dificil, tengo ya varios años de practica, asi que al par de horas, la convenci que su casa era un lugar comodo y apacible. Cuando llegamos, me apodere del bar y le hice un par de mezclas especiales, que le dieron fuerzas pero la deshinibieron totalmente.

(Ojo, no usa drogas ni nada, ok? alcohol y charm)

Como siempre, fue ella la que dio el primer paso, siempre lo son, las hormonas femeninas son indetenibles, y en su sistema interno, yo cumpli todos los requisitos para ser una pareja reproductora ideal.

(Claaarooo, no voy a poner ningun detalle sucio aqui. Todos sabemos como se hace y no es el punto.)

A las 5 a.m. me desperte automaticamente. Dormia placidamente, sudada y sonriente, asi que me alegre y me prepare a irme. Revise la PDA, cree la nueva tarjeta de memoria, la saque y la coloque en la mesa de noche, con la nota usual: “612, estas embarazada. Los datos estan en la tarjeta de memoria.”

Recogi todo y me fui, cerrando dulcemente la puerta.