lamentablemente, los viernes no me enamoro, por mas que la cultura pop quiera lo contrario. En vez de eso, progresivamente se esta agrietando mi sistema, por razones que parecen logicas pero son solo excusas sobre excusas. Y evidentemente me perjudica, pero me imagino que esto trabaja sobre el mismo lado del cerebro que fuma y bebe sin control, ese lado del cerebro que razona para hace lo que le da la gana.

Vencerlo es facil, lo que no se es si quiera.