Exodus Generation

Los fanáticos del manga y el anime en Venezuela se cuentan por cientos de miles, por no pecar de exagerado y decir millones; recorriendo estratos sociales, rangos de edades, culturas y opiniones. Como buen fanático, anda siempre en busca de material, información y los más mínimos detalles que puedan satisfacer su pasión por conocerlo todo de el amplio y adictivo mundo del manga y el anime. Lamentablemente, hay una clara escasez de material impreso de producción local, ya sean revistas o mangas como tal; por lo cual la mayor fuente de información son publicaciones extranjeras, que si bien tienen bastante información; no esta actualizada, o no refleja los gustos locales. Gracias a Internet se compensa esta carencia, pero igualmente mucha de la información es redactada para un publico extranjero, o en gran cantidad de casos, es información no contiene la calidad profesional que se consigue en muchas publicaciones impresas.

Gekko Magazine es una revista que apunta a llenar ese vacío. Llevando artículos sobre manga, anime, videjuegos y noticias relacionadas con todo esto, la intención de Gekko es llevar lo mas actual e interesante del mundo en el cual vive el “otaku”, pero creado con sensibilidad y talento venezolano, un ingrediente que falta en todas las demás publicaciones existentes. Para darse a conocer, Gekko Magazine publicó un especial llamado Exodus Generation, un manga hecho 100 % con talento venezolano.

Lo que primero salta a la vista de Exodus Generation es su formato. El manga se aleja del formato tradicional del manga japonés, y se acerca más al formato de una revista normal. Además, consta de una sobre-cubierta a full color, con presentación de la revista, del manga, y publicidad de los anunciantes. El manga en si consta de 20 paginas en blanco y negro, impresas de portada a portada. La elección de llevar la publicidad al final es muy acertada, ya que permite disfrutar el manga sin interrupciones de ningún tipo.

La historia que cuenta Exodus Generation es como un “perro caliente con todo”. Tiene algo de novela de detectives, algo de ciencia ficción, algo de cyborgs, algo de odisea espacial, algo de suspenso y varios seres peludos inteligentes. La combinación es original, pero al tener tantos “ingredientes” se pierde un poco la trama de fondo, y queda solo como una mezcla de cosas sin relación. La trama, policía bueno es traicionado por el sistema y usado como experimento; tiene varios huecos y termina antes de comenzar. Es posible que el “continuará” del final indique que habrá espacio para desarrollar algunas ideas y personajes que se dejan en el camino, pero queda la sensación que simplemente 20 paginas le quedaron cortas al autor, y tuvo que terminar sin previo aviso. A pesar de esto la trama se disfruta y es inusual en varios aspectos, por lo que mantiene suficiente interés como para que se desee comprar los siguientes capítulos.

José Sánchez dibuja y escribe Exodus Magazine. El dibujo es ciertamente manga, con sus trazos sencillos y la estilización de sus personajes. Pero se notan influencias de comic americano en algunas partes, e influencias de cierto estilo muy común en Webcomics como VGCats, esto último sobretodo en el diseño de los seres peludos. Está bien hecho, con algunas escenas muy buenas. La composición cumple su objetivo, es fácil seguir la narración y diferenciar a los personajes, aun cuando a veces hay errores en la consistencia de los personajes, estos se ven distintos en paneles sucesivos, sobretodo cuando el ángulo de la perspectiva cambia. A pesar de esto el arte tiene mucho potencial, y se nota que con la suficiente práctica José Sánchez tiene la posibilidad de transformarse en un muy buen artista, sobretodo si llega a desarrollar un estilo que lo diferencie de los demás.

Luís Tirano provee el entintado digital, el proceso de llevar el trazo a lápiz a un acabado que sea apto para imprimir. A pesar de que le da un buen acabado, se usa demasiado el negro para llenar los espacios vacíos oscureciendo todo el manga, lo cual lo hace pesado a la vista, y a veces confunde. Un uso mas suave de los tonos de gris, y dejar más espacios en blanco para acentuar el trazo haría que todo el diseño fuese ligero y fácil de leer. Aquí también hay inconsistencias a lo largo de toda la revista, en algunos lugares queda muy bien hecho, en otros oscurece toda la escena y la hace difícil de leer. Pero hay mucho espacio para mejorar, por lo cual seguramente entregas siguientes serán mucho mejores.

Como primera entrega, Exodus Generation es un buen comienzo para una revista que promete bastante. Juzgar Exodus, y Gekko por asociación, por los defectos que puede presentar es no darle crédito al esfuerzo y dedicación que se muestran en la calidad de la producción de la revista. Al final, como toda creación, esta sujeta a los gustos y deseos de cada quien. Es por esto que hay que darle una oportunidad aunque sea, probarla una vez para saber si se esta dispuestos a darle apoyo continuado. Solo cosas buenas pueden salir de apoyar la producción nacional, dada la gran cantidad de talento que por varias razones no puede tener éxito; y que en publicaciones como Gekko o Exodus tiene la oportunidad de mostrarse al público y aprender.