Los días 17 y 18 de marzo de 2007, se realizo en las salas de conferencia 1 y 2 del Centro Simón Bolívar el OSECON (I) 2007. Una convención de siempre del frikiverso (FV), con los eventos clásicos, cosplay, karaoke, stands de ventas y un corto etc. Por dos días en Parque Central se reunieron fanáticos y curiosos del mundo del mangánime para compartir, comprar y disfrutar, en la medida de lo posible. Las opiniones del evento son variadas, aunque curiosamente todas tienden a lo positivo. Lo cual es normal y no merece gran comentario, en principio.

El hecho importante se relaciona con el concurso de Cosplay, uno de los eventos más esperados, y que usualmente representa un evento central de todas las convenciones. En ese momento ganó el cosplay del grupo que representaba al Ouran Host Club (OHC), los cuales hicieron un “performance” basado en el ánime con una coreografía al son de la música de N’Sync. Por varias razones, este fue el cosplay ganador; y aun cuando no recibieron su premio, se llevaron el reconocimiento general por su actuación. Todo normal hasta ahora.

Sucede que aproximadamente una semana después, no esta clara la fecha para mi porque la información no tiene fecha confiable, pero suena razonable por la información disponible que por lo menos tuvo que pasar una semana antes de que se supiese, sale a la luz el hecho que el “performance” es una imitación prácticamente “verbatim” de otro cosplay hecho en una convención hecha en Los Angeles, USA. Los que participaron en el cosplay admitieron la copia hecha, y evidentemente los organizadores del OSECON procedieron a descalificar a los participantes, pero además procedieron a vetarles la participación en todos los eventos siguientes de los mismos organizadores. Para el momento en que esto salga a la Internet, es posible que todo se haya calmado, ya se ha editado el contenido original, y suavizado un poco el tono de las declaraciones, aun cuando el veto sigue en pie, con el agregado que supuestamente el OHC no iba a participar más en los concursos del OSECON.

Palabras más palabras menos estos son los hechos. Para los que quieran saber más detalles pueden visitar esta noticia en el sitio oficial, este tema en Utaki.net (puede requerir que te registres), y este tema en OeV. Allí pueden ver detalles oficiales y reacciones de otros fans.

En este comentario no pretendo ni criticar ni defender al grupo ni a sus asociados. No pretendo establecer juicios sobre si hicieron bien o mal, eso queda de parte de ellos mismos y los organizadores del evento. La opinión esta en la calle, cada quien es libre de tomar partido y posición según su afiliación y simpatía. Personalmente yo tengo mi opinión pero me la reservo para el propósito de esta reflexión.

Lo que si me parece interesante analizar, y que no he visto analizado en ningún otro lado, es el porque de la reacción de los organizadores. Están en su derecho, eso no se los puede negar nadie, pero igualmente es interesante la forma en que manifestaron los hechos y las acciones tomadas.

Vayamos por partes en esto. La sanción es debida al hecho que el grupo copió prácticamente en forma textual un “performance” de cosplay hecho en otra convención. Si uno se fija en las reglas, no hay nada que específicamente prohíba la copia de un “performance” de otro grupo. Ni siquiera hay mención del hecho que si se hace una copia hay que dejar constancia que se pidió permiso para realizarla a los creadores originales. Quizás es un olvido, pero quizás se debe al hecho de que, por definición, el cosplay es copia. La idea del cosplay es copiar lo más fielmente personajes de mangánime, tanto en apariencia como en personalidad. La “originalidad” de un cosplay radica en cuan fielmente se pudo copiar la fuente original. Para los concursos de cosplay además se considera un bono hacer un acto con los personajes. Allí radica la falta del OHC. El acto en si no fue original de ellos, si no una copia. Pero analicemos el acto original, el que se presento en el concurso de Cosplay de los Angeles. Ellos copiaron los trajes de Ouran, la música de NSync y la coreografía del video de la canción, paso por paso. La originalidad de estos fue en la mezcla, no en el contenido. Es importante resaltar esto, ya que en otro caso, si se pone una regla de no copiar otros actos, si alguien tiene la idea de realizar una mezcla “original” que no haya sido hecha antes, esto también sería una violación de la norma, en mi opinión. Es por esto que no es procedente colocar normas de ese estilo en las reglas de los concursos de cosplay, dada la naturaleza misma del hacer cosplay.

Por tanto, la falta del CO no es una falta al reglamento, si no más bien una falta ética. La pregunta básica es, ¿la ética de qué? En cuanto al cosplay, dado que es una actividad de aficionados, para aficionados, tiene un carácter más bien de “fuente abierta”. Intercambiar ideas y sugerencias es normal, ya que esto enriquece la calidad de los mismos. Usualmente muy pocos se molestan si su acto es copiado, a veces lo mínimo que piden es que se de crédito, pero eso es muy relativo. Así que, en cuanto a la actividad del cosplay, no hay infracción.

¿Es la falta ética contra el público? En realidad, no. La mayor parte de los asistentes se fueron gratamente impresionados con un acto hecho con bastante calidad, y muchos comentarios después de haber descubierto la copia son positivos, y no afectan la satisfacción de los mismos. Solo hay muy pocos comentarios negativos, y en general se trata de aquellos que se consideran “puristas” del cosplay o de personas que tienen otros motivos para quejarse. Evidentemente, dependiendo del foro que se visite, habrá porcentajes variables, pero dudo que esto represente a la mayoría de los asistentes al concurso de cosplay del OSECON. Por tanto, no hay falta contra el público.

¿Quién queda entonces afectado por la copia realizada en el cosplay de CO? Evidentemente, los organizadores del OSECON. Primero porque los jueces del cosplay, que se supone deberían saber algo del tema, fueron completamente engañados, revelando su ignorancia e incompetencia. Esto es porque el acto no fue copiado de cosplayers que vivían en Bangladesh y que nunca fue publicado, si no que eran cosplayers con videos en YouTube y que es de fácil acceso. Uno esperaría que los jueces de este tipo de eventos tuviesen un mínimo de capacidad, pero la evidencia es contraría. Además, evidentemente la falta del OHC afecta la credibilidad de los organizadores, por las mismas razones anteriores. Es por tanto, que las medidas tomadas contra el OHC son únicamente para tratar de limpiar la imagen pública de los organizadores, y tratar de desprestigiar al OHC, ya que ni el cosplay ni el público, los entes más importantes de una convención y un concurso de cosplay, resultaron perjudicados por las acciones del OHC.

Para concluir, más allá del juicio que se pueda hacer a las acciones del OHC, las medidas que tomo la organización del OSECON son, en mi opinión, simplemente necesarias para su propio beneficio, para al grupo del OHC, tratar de preservar su integridad como supuestos fanáticos el mangánime y como organizadores; pero que nada tienen que ver con la calidad de un evento, el servicio al público o la mejora de la afición. Medidas que tratan de preservar el nicho que les permite vender mediocridad a altos costos y en perjuicio de la afición.

Falta analizar un punto final, la medida de vetar en forma permanente a los del grupo del CO. Primero que nada, ¿como se aplicará esa medida? ¿Está prohibido que la misma combinación de miembros participe? Es difícil, ya que en mi entender, es la primera vez que esa combinación de personas hacen un cosplay grupal. ¿Es un veto para los individuos y cualquier grupo que puedan formar? Eso es injusto para las personas que no participaron en OHC pero que desean participar con alguno de los participantes individuales. ¿Es un veto para que los miembros individuales no puedan hacer un cosplay ellos solos? Es injusto, porque puede que algunos participantes hayan accedido sin conocer los detalles. Y, finalmente, ¿es un veto para que no participen en los concursos de cosplay cualquier persona afiliada al grupo al cual los miembros del OHC pertenecen, Capital-Otaku? No se, pareciera ser el fin último, pero además de ser injusto, es considerablemente estúpido. De hecho pareciera que la opinión tiende a culpar a Capital-Otaku de algo que, a mi parecer, es concepto de algunos individuos. Estas opiniones se consiguen si uno va por el foro del OSECON, a los cuales les conviene altamente mezclar los conceptos, de tal manera que paguen todos justos por pecadores.

Aparte de ese punto, hay que destacar que el OSECON no es el único evento de mangánime que se realiza en Caracas. Faltan por lo menos 2 eventos más, si es que no surgen otros, y en estos eventos las reglas son muy distintas; y por muchas razones el grupo que organiza el OSECON no tiene influencia. Además, se realizarán por lo menos 3 eventos más en el interior del país, por lo que oportunidades de participar en cosplay abundan y la medida parece cada vez más una idiotez.

Además de todo esto, hay que tomar en cuenta que este año, si las cosas funcionan como se están prometiendo, el cosplay en Venezuela puede tomar un ámbito mundial. Según los organizadores de la Convención Avalancha, este año se realizará una pre-selección para que Venezuela pueda participar en World Cosplay Summit de Japón. Esto es solo un paso previo, pero de ser exitoso, en corto plazo el panorama del cosplay puede cambiar radicalmente. Evidentemente, el esfuerzo real del cosplay será para las Convenciones Avalancha, lo cual bajará el nivel del cosplay de otras convenciones, incluyendo el OSECON que tanto depende de sus concursos para que la asistencia se digne a ir, dada la mediocridad y falta de contenido que constantemente exhiben.

Evidentemente esto parecerá una defensa del grupo del OHC o del grupo Capital-Otaku, al cual no pertenezco. Es posible, la verdad, pero no esta en mi posición juzgar si fue correcta o equivocada su actuación. También parecerá un ataque descarado hacia el grupo organizador del OSECON y si bien hay palabras fuertes, mi único problema es la incapacidad que muestran consistentemente en dar un evento de calidad, las excusas baratas que presentan y el atrevimiento que muestran al tratar de presentarse como los mejores organizadores de toda Venezuela. Yo soy solo un fan, y como tal, pido respeto y eventos de calidad, y en mi opinión, nunca los he tenido.

Por supuesto, todo lo anterior representa mi opinión y solo eso, como un fan. Y al ser la opinión de un fan, estoy dispuesto a admitir que puedo equivocarme.