Uno de los personajes que nunca me atrajo mucho de Evangelion fue Rei Ayanami. Hay muchas razones, pero entre otras, está el hecho de que estaba permanentemente vendada y herida. Sin embargo, como todo en Japón, más que un evento aislado, ahora existe todo un fetiche por colocar modelos con vendajes, parches y yesos, y tomarles fotos. Llamadas “kegadoru” (que significa “idolo herido”) representan el próximo nivel de obsesión otaku. Para los que pensaban que lo habían visto todo.

La fuente del mal: Ectoplasmosis (Advertencia, el sitio no es muy apto para trabajo o menores, así que precaución)