Twitter, con todas sus bondades, muchas veces no tiene el espacio suficiente para expresar una idea corta pero que no entra en 140 caracteres.

Un blog como este, el cual yo desearía que tuviese la coherencia suficiente para demostrar que no solo quiero ser uno más en internet si no una voz particular, así sea para el circulo no tan íntimo de mis amigos; me exige más espacio del que quiero usar para una idea como la que quiero escribir.

Un blog como mi livejournal es más un espacio íntimo donde desangrar mis pensamientos más torridos al calor de la rabia, el miedo, la tristeza o la alegría; no un sitio donde desarrollar ideas serias.

Quizás un Tumblr sería la solución ideal, pero ya me estoy volviendo reacio a mantener más versiones “en linea” de mi mismo.

La solución, lamentablemente para aquellos que escogen leer estas lineas en este momento, es adornar una idea corta pero punzante en la suficiente cantidad de azucar sin verdadero sabor para que llene las necesidades que tengo de expresarme.

Hace unos días publiqué este post comentando lo que había pensado de “Twilight”. Ese día estaba convencido que me leería toda la saga y estaría conectado de por vida a lo Harry Potter. Sin embargo, ayer (19/11/2009) pensé que BsF 95 (aproximadamente por el segundo libro USD 45 o USD 23.75 dependiendo de como calculen el precio del USD) por el segundo libro en tapa blanda era un poco mucho. Sin embargo, ví el primer libro de la saga “Millenium”, “Los hombres que no amaban a las mujeres”  y por alguna razón me atrajo más y decidí gastar BsF 142 (USD 66 o USD 35) en una versión tapa blanda.  Hoy estóy pensando que los BsF 45 (USD 20 o USD 12) del primer libro fueron un desperdicio de dinero y quizás no compraré los otros libros si no los veo en oferta o no me los regalan. Aun cuando lo último puede cambiar, no está en mis planes inmediatos invertir en la saga “Twilight”.

Ese es el problema de la cultura “chatarra” de nuestros tiempos. Solo si la comes seguida provoca una impresión permanente en tu yo interno, pero al pasar los dias y consumir una cultura un poco mejor, te das cuenta de tus errores. Obviamente nunca dejaré de comer en McDonalds, pero reconozco que mientras menos lo haga, mejor para mi salud física.

Así, con lo anterior, expresé la idea que twitter achicaba y desvirtuaba, pero que aquí tuve que rellenar lo suficiente para que tuviese una cuenta de palabras de más de 400 palabras. Es más ahora se me ocurre que la frase correcta habria sido “Prefiero gastar Bsf 142 en Millenium I que 45 en Twilight I”. Eso si entra en twitter.

 

PD: Todas las opiniones antes expresadas son siempre personales, sin ánimo de ofender, atacar o juzgar. A veces las palabras son lo que son, no hay dobles sentidos.