Twitter, con todas sus bondades, muchas veces no tiene el espacio suficiente para expresar una idea corta pero que no entra en 140 caracteres.

Un blog como este, el cual yo desearía que tuviese la coherencia suficiente para demostrar que no solo quiero ser uno más en internet si no una voz particular, así sea para el circulo no tan íntimo de mis amigos; me exige más espacio del que quiero usar para una idea como la que quiero escribir.

Un blog como mi livejournal es más un espacio íntimo donde desangrar mis pensamientos más torridos al calor de la rabia, el miedo, la tristeza o la alegría; no un sitio donde desarrollar ideas serias.

Quizás un Tumblr sería la solución ideal, pero ya me estoy volviendo reacio a mantener más versiones “en linea” de mi mismo.

La solución, lamentablemente para aquellos que escogen leer estas lineas en este momento, es adornar una idea corta pero punzante en la suficiente cantidad de azucar sin verdadero sabor para que llene las necesidades que tengo de expresarme.

Hace unos días publiqué este post comentando lo que había pensado de “Twilight”. Ese día estaba convencido que me leería toda la saga y estaría conectado de por vida a lo Harry Potter. Sin embargo, ayer (19/11/2009) pensé que BsF 95 (aproximadamente por el segundo libro USD 45 o USD 23.75 dependiendo de como calculen el precio del USD) por el segundo libro en tapa blanda era un poco mucho. Sin embargo, ví el primer libro de la saga “Millenium”, “Los hombres que no amaban a las mujeres”  y por alguna razón me atrajo más y decidí gastar BsF 142 (USD 66 o USD 35) en una versión tapa blanda.  Hoy estóy pensando que los BsF 45 (USD 20 o USD 12) del primer libro fueron un desperdicio de dinero y quizás no compraré los otros libros si no los veo en oferta o no me los regalan. Aun cuando lo último puede cambiar, no está en mis planes inmediatos invertir en la saga “Twilight”.

Ese es el problema de la cultura “chatarra” de nuestros tiempos. Solo si la comes seguida provoca una impresión permanente en tu yo interno, pero al pasar los dias y consumir una cultura un poco mejor, te das cuenta de tus errores. Obviamente nunca dejaré de comer en McDonalds, pero reconozco que mientras menos lo haga, mejor para mi salud física.

Así, con lo anterior, expresé la idea que twitter achicaba y desvirtuaba, pero que aquí tuve que rellenar lo suficiente para que tuviese una cuenta de palabras de más de 400 palabras. Es más ahora se me ocurre que la frase correcta habria sido “Prefiero gastar Bsf 142 en Millenium I que 45 en Twilight I”. Eso si entra en twitter.

 

PD: Todas las opiniones antes expresadas son siempre personales, sin ánimo de ofender, atacar o juzgar. A veces las palabras son lo que son, no hay dobles sentidos.

Anuncios

Cedí a la experiencia de “Twilight” porque BsF 45 (equivalentes de 7 a 10 $ dependiendo del cambio no oficial de esa moneda en Venezuela)  es poco dinero para la literatura, cualquiera sea el tipo. Además, por alguna razon siempre siento la necesidad de “probar” las cosas. Básicamente porque si uno no lo ha probado, como puede con certeza emitir un juicio. De tal manera, menos de 5 días después, cerré el libro y quedé desagradablemente impresionado.

“Twilight” en realidad es menos sobre romance y más sobre situaciones idiotas que emulan con un elemento de fantasía la trama de cualquiera de las peores telenovelas que han cruzado el espectro radioelectrico de Venezuela. El cuento de la niña pobre/humana y el niño rico/vampiro no solo es más viejo que las piedras, si no que además no representa si no las fantasia de todas las adolescentes que sueñan de una forma u otra con un principe azul, y dado que ahora ya se cansaron que vengan en caballo, o en auto deportivo; necesitan que venga con una carga de “sobrenaturalidad” adicional.

Este libro no es más que el producto lógico de la sociedad de consumo, donde todo se banaliza para que sea “paladeable” para el mínimo común denominador. El cual en este caso es el “angsty” adolescente que necesita su fantasía “oscura”. Y entonces crea alrededor de esta una comunidad con la cual sentirse identificado. Y los medios masivos no dejan de ayudarlos, transformando a toda velocidad el libro en una película que si es fiel al libro es terrible.

Pensar que el éxito de la receta sean los vampiros es absurdo. Lamentablemente los vampiros no pegaron con Anne Rice por allá cuando “Entrevista con El Vampiro” que es muchisimo mejor película el libro de “Twilight”, y no van a pegar ahora. Lo que si se verán son el crecimiento de esas historias a lo “fan-fiction” que tanto pulula en la red pero que no debería nunca salir a la luz pública, porque en realidad carece de algún aporte a la sociedad humana. En realidad son el equivalente literario no de la comida chatarra, si no de una pepsi-cola batida y que ten haya mojado el pantalon y te deje todo pegajoso.

Aún así, tengo pensado comprar la saga.  ¿Por qué? Básicamente porque más allá de la trama risible, la mecánica del vampirismo de “Twilight” me interesa. Porque si bien es cierto que la trama es terrible, la idea “científica” de una raza predadora en medio de los humanos me parece interesante, sin decir que me fascina. Para mi “Twilight” y sus vampiros tienen una fascinación mecánica, quiero que me sigan explicando porque y para que, y como y cuando. De hecho lo del veneno / suero vampiro / zombie style me gustó, porque resulta interesante que la creación de estos vampiros dependa exclusivamente de una necesidad “consciente” por parte del vampiro de engendrar más. Porque solo si un vampiro muerde pero no se alimenta es que se pueden crear más vampiros (esa es la explicación hasta ahora, quizás habrá otra). Mecánica y ciencia son las dos cosas que a mi como lector me atraen. Es el vicio de la ciencia-ficción, donde la mecánica es rey.

Aún así, “Twilight” es, después de leer la última hoja, una experiencia vacia cuya unica función es llenar los bolsillos de la autora con dinero. Stephanie Meyer no es una buena autora, es más bien una autora competente con un alto grado de eficiencia que consiguió el oro que J.K. Rowling agoto con Harry Potter. Una historia simple y azucarada, como una coca-cola y que vivirá por siempre. Sin embargo me pregunto si a la luz de las decadas o los siglos, este será uno de los legados de esta cultura, como lo fué alguna vez “La odisea” para los griegos.  Yo tengo la esperanza que no, pero nadie es adivino.

 

NB: como toda experiencia, lo anterior es una opinión sujeta a cambio y/o discusión. Lamentablemente la fanaticada “Twilight” probablemente es incapaz de pensamiento crítico, pero a quien le importa.

Advertencia: Esto no es una reseña. Es más bien un comentario. Es decir, que tiene un alto porcentaje de opiniones personales y un bajo porcentaje de sea lo que sea se espere de una reseña. Y hay spoilers. Muchisimos. No solo de Bamboo Leaf Rapsodhy si no posiblemente próximos episodios se siguen la secuencia de las novelas. Dense por advertidos.

Haruhi haruhiando
La Melancolìa de Haruhi Suzumiya es una de mis pocas obsesiones reales. Es una de las pocas series que consideraré hoy y siempre como mi favorita y la primera que me viene a la mente cuando surge la pregunta “¿Cual es tu serie de animé favorita?”. Es la única serie que me he tomado la molestia de tener en DVD original (la versión en inglés) y es la única serie que me ha hecho pensar en comprar una consola (por el juego de PSP que salió hace un tiempo). Cuando se terminó la serie busqué los libros en la red. Y he pensado en buscar el manga, pero las dos versiones según las reseñas son abismales, así que quizás todavía no. Y apenas pueda, trataré de comprar los libros originales en ingles, ya que se comenzaron a publicar hace poco (o están por ser publicados, no estoy 100% claro). No voy a cometer la estupidez de declararme el fan número uno de la serie, pero para mis parámetros soy uno bastante alto.

Ramas de BambúCuando gracias a la ventana de la gemela me enteré que la nueva emisión de Haruhi en Japón incluyó un nuevo episidio, corrí a buscarlo en la red. Y gracias a que coincidencialmente recuperé mi laptop muerta (pero quizás no exiten las coincidencias, no?) pude ver “Bamboo Leaf Rapsodhy” (La Rapsodia de la Hoja de Bambú).

Si después de mucho tiempo se ve otra vez una serie que te gusta, es como volver a ver un gran amigo que se había ido y pensabas que no lo verías más nunca. Los rostros, los gestos, los detalles, todo te provoca esa melancolía felíz del reencuentro. Este episodio me recordó lo mucho que me fascina la forma en que está contada Haruhi, y lo fantastica que es la animación, lo demente de la trama y lo fabuloso de los personajes. Aún cuando siento que cambiaron la voz de Kyon, pero eso puede ser más un error mio que una realidad.

Mikuru de Ti-algoEn la colección de novelas, “Bamboo Leaf Rhapsody” es parte del libro 3 o 4, y es un cuento corto. Varios de los libros de Haruhi son una sola historia, y varios tienen colecciones de cuentos cortos compilados. Así que “Bamboo Leaf Rhapsody” cuenta una historia completa de principio a fin, como por ejemplo “Day of The Saggitarius” que también es un cuento corto y uno de los capítulos que ya fueron hechos. Adicionalmente BLR está hubicado correctamente en la cronología de las novelas, que es lo que parece que muy pocos entienden. Y es que más que una segunda temporada, son los episodios no hechos de Haruhi, como si fueran un material extra. Lo cual me da grandes esperanzas, porque hay varios episodios de las novelas que son excelentes y quiero ver como los representan en el animé. Sobretodo la desaparicion de Haruhi Suzumiya, que es un episodio fantástico y complejo.

Haruhi de 13Bamboo Leaf Rapsodhy comienza como casi todos los episodios sencillos de Haruhi, y es con una demencia particular. Esta vez es Tanabata, un festival, si mal no recuerdo, donde se colocan deseos a una pareja de dioses en una rama de bambú y ellos deberían concederlos. Claro, siendo Haruhi, ella le da su propio twist y se da cuenta que los dioses en realidad son dos estrellas en el firmamento y que al estar varios años luz lejos, pues se van a tardar en dar los deseos. Lo cual me lleva a mi primer queja, y es del fansubber. El deseo de Haruhi no se ve, aún cuando creo que se relaciona con la obsesión de ella por emoción, pero como los subs fallaron ahí, pues me quedé con las ganas de saber. Así que la única solución es buscar los libros, pero como eso se va a tardar, solo tomen en cuenta el comentario anterior.

Eso no sería relevante si no tuviese como consecuencia el primer viaje en el tiempo de Kyon. Si se acuerdan de la serie, ya Kyon tuvo una experiencia ESPER y una experiencia alienigena, pero la unica comprobación del viaje en el tiempo fue la Asahina mayor (sexy). Así que ahora se comprueba que Mikuru es realmente una viajera en el tiempo y Kyon viaja 3 años en el pasado. Y es obviamente para ayudar a Haruhi en una de las suyas. Para los que siguen los detalles, en los primeros episodios se cuenta como Haruhi cuando había pasado a los 13 años se había metido en su colegio y había escrito un mensaje en el techo para los alienigenas. Claro, sin mayor consecuencia, excepto que la Integrated Data Entity (los jefes de Yuki Nagato) se enteraron de la existencia de Haruhi y recibieron el mensaje. El cual fue escrito por Kyon. Como cosa rara.

Yuki con LentesCuando Kyon terminó de escribir el mensaje, sin embargo, Asahina joven (sexy pero muy joven) se da cuenta que no pueden volver en el tiempo. Más que nada por culpa de Asahina mayor que fue la que recibió a Kyon en el pasado y le dijo que hacer. Si, se pone un poco exótico. Así que recurren a la única que puede ayudarlos, Yuki Nagato del pasado, que estaba en stand-by a la espera que Haruhi entrara en la escuela del presente. Yuki como todo buen alienigena hace lo más lógico y los congela por 3 años hasta el presente. Lo cual presenta muchas preguntas interesantes, pero así es Haruhi. Así termina el episodio. No hay mucho, verdad. Sin embargo, Bamboo Leaf es el preludio de varios episodios que llevan las ideas de Haruhi más lejos de lo evidente, y sobretodo, a la Desaparición que es uno de los mejores libros. Para mí.

Escritura en el pisoLa animación del episodio es fantastica, como todos los demás, y las chicas siguen el prototipo moe, moe, moe que tanto pareciera que influye en la fanaticada de Haruhi. Pero la música de este episodio me encantó, sobretodo la de las primeras escenas, que a mi parecer dan una “imagen” excelente del ánimo de Haruhi y como siempre de sus sentimientos, que son lo más importante de la serie. La traña sigue fielmente a las novelas, pero es que estas tienen un estilo tan “visual” que es muy dificil equivocarse. El nuevo final y la nueva canción son nice, pero francamente no me emocionaron.

Bamboo Leaf Rapsodhy es un buen material nuevo para Haruhi. Vale la pena verlo, no solo una si no varias veces. Y vale la pena seguir pendiente de los nuevos episodios, porque lo que viene es mejor.

NOTA: Todas las imágenes fueron tomadas del episodio sin permiso y son propiedad de la productora, estudio, shareholder, whatever. Ellos tienen todos los derechos, yo soy solo un comentarista ocioso de internet

Aún cuando seguro a veces tendrá una que otra noticia. Pero la esencia debe cambiar. El headline debe cambiar. La orientación debe cambiar. Deberían cambiar al autor, pero eso no tiene chiste.

Así que en los próximos días debería haber más actividad. Y mientras pase el tiempo, se verá cual es el destino de este blog que hecho el idiota debe tener unos 7 u 8 años en sus diferentes encarnaciones.

Esperen próximos anuncios…

Lo que está arriba es “Animate” una cadena (como McDonalds) de Anime y Manga en Japon. Lo que ven es un edificio de 8 PISOS lleno hasta el tope de manga y anime y figuras. O sea, que esperan, hagan click aqui y llegarán al lugar donde los otakus van a gastarse todos los reales.

No me hago responsable por los teclados babeados.

Desde La Ventana de Saouri, me han mandado una gran tarea, y es tratar de seguir este meme de anime, que está dando vueltas como siempre por la bloguesfera. La tarea, aunque en apariencia simple, es bastante complicada para mí: Listar 5 personajes de anime que considero relevantes, o que me han marcado en mi “historia” de otaku. Que no tengo, porque nunca me he considerado otaku y transito por un camino friki bastante diferente, pero el reto está allí y hay que asumirlo. Así que, dandole. Pero advertencia, el último va a ser trampa, pero hay que hacerlo.

El heroe impasible

Los que ven este blog saben que “Suzumiya Haruhi no Yuutsu” es uno de mis ánimes modernos favoritos. Y si bien quisiera decir que Haruhi me dejo impresionado, en realidad me gusto y me sentí mucho más identificado con Kyon. El pobre resulta opacado por la hiperactividad de Haruhi, y más que participar, resulta arrastrado a la vorágine que se genera al rededor de Haruhi. Además, resulta que es el personaje más importante de toda la trama, si no lo creen, veanla completa

Ganar, siempre
Durante su estadía en Animax (y aparentemente volverá o ya volvió) me parece que “S.Cry.Ed” no recibió la atención que merece. Quizás porque parece un ánime shonen más, quizás porque tiene sus defectos, o simplemente no afecto la sensibilidad de la mayoría. Sin embargo, cuando lo ví la primera vez hace años, me impresionó la fuerza de la trama, y sobretodo, la personalidad de Kazuma. Curioso porque si uno lo analiza, es igual que muchos protagonistas de Shonen, pero la necesidad de avanzar, el enfoque en un solo ideal y el hecho que a pesar de estár de acuerdo en algunos aspectos con su rival, su único proposito es vencerlo, le dan una cualidad especial, que hasta ahora a veces me parece útil. Porque aún cuando suene simple, no hay obstaculo muy grande si uno se lo propone y está claro en un objetivo.

Paz y Amor
Hacia la mitad de “Trigun” es que uno entiende bien al personaje de “Vash The Stampede”. El que era más bien un cómico y medio idiota resulta ser una persona excesivamente preocupada por los demás, y aún que a pesar de todos los problemas, conserva el optimismo y buen humor, incluso en un mundo que parece que lo único que desea es utilizarlo como carbón para una fábrica, o exterminarlo como una cucaracha. Es simple, pero enfrentar el mundo con una sonrisa puede no ser la mejor opción, pero por lo menos divierte y te mantiene feliz.

No quiero luchar
Cuando oficialmente entré en el mundo otaku (por lo menos en el online) me conseguí que como yo, hay muchos fans de Evangelion. Pero algo que me di cuenta rápidamente, es que todos comparten un cierto odio, suave o feroz, contra Shinji Ikari. Y siempre me he preguntado por qué, dado que Shinji es el centro de Evangelion, es el eje a través del cual se pone en movimiento toda la maquinaría que representa la historia de evangelion. De hecho es él, Shinji, el que toma las decisiones esenciales de la serie, dictando el destino último de todos los personajes. Quizás el odio es por el hecho de representar una reversión profundo del mito del piloto mecha, el hecho que no es el valiente, arrojado y decidido piloto de antaño, aquel que no tiene dudas y se arriesga sin titubear, si no que es un adolescente fracturado, traumado y cobarde que no quiere pelear, que su primer instinto es correr tan rápido como pueda, tan lejos como sea posible. Pero quedarse en esa opinión es no reconocer que a través de la serie Shinji crece hasta llegar a un punto donde es un adulto pasable. Si, incluso en las películas, con esa escena que todos detestan, hay un crecimiento, una evolución hasta algo que puede pasar por un adulto, una aceptación de la realidad como es y no un sueño como pretenden los niños. O simplemente es posible que yo esté absolutamente pervertido, pero eso lo decide el que lee, no yo.

Máquinas de amor
Como todo muchacho normalde la época de “Mazinger Z”, este era uno de mis ánimes preferidos (o “comiquitas chinas” como le llamabamos en aquel entonces). Hoy en día la animación es cruda, los personajes simples y las tramas resultan repetitivas en general. Sin embargo, recuerdo muy bien el episodio donde sale la versión femenina de Mazinger, Minerva X. Aún cuando no recuerdo los detalles, ese robot dejó en mi mente una huella bastante profunda, porque aún hoy recuerdo perfectamente ciertas escenas del episodio, y el contenido emocional de este. Y es que la historia de amor, celos y muerte de Minerva X resalta por ser única, ya que su amor no es el personaje humano principal, si no la máquina principal, Mazinger Z. Aún cuando era su función, y se podría argumentar que era más un problema de diseño que de otra cosa, me encanto en ese tiempo todo el desarrollo de un personaje cuya vida se centraba en algo que es, en el mejor de los casos, una armadura gigante. Y es que Koji es secundario en ese romance entre máquinas, lo cual le da una “humanidad” al concepto de AI que se ve pocas veces, porque no es la máquina que ama al humano, como parece suceder normalmente, es la máquina que adora a otra máquina. Cariño infinito surgido de un corazon de metal.

La verdad, ante todo
Y aquí, procedo a hacer trampa. Primero porque eran 5 y este es 6. Segundo porque es ánime y el personaje es de un comic. Pero es que mencionar personajes que me marcaron y saltarme este, es ir contra mi naturaleza. Es más, es negar la esencia de lo que me llevó a ser bloguero, internetero, y generador de ideas virtuales. Y todo es culpa de Spider Jerusalem, el personaje principal de “Transmetropolitan”. Y es que yo erá un muchacho inocente, que apenas medio conocía esto de los comics, y de repente, por curiosidad, me compro el primer tomo de “Transmetropolitan”: “Back on The Street”. Y desde la primera hoja sentí que ya había llegado, que esa era la razón de todo, que la esencia de mi jornada a través del arte secuencial era poder leer las aventuras de Spider en un mundo que no es el nuestro, pero coño, es identico. Un futuro cercano lleno de aparatos, televisión, modificaciones corporales y sexo extraño. Y mientras muchos viven con los ojos cerrados, Spider mira ese universo con los ojos de un cínico, un hijo de puta que sabe que el mundo es una mierda, la gente es imbecil y la sociedad habría que incendiarla en una conflagración atómica; pero es el mejor lugar para vivir. El periodismo como un arma, como el más poderoso de los elementos que puede cambiar el destino del mundo, esa es la esencia de “Transmetropolitan”, y esa es la visión de Spider Jerusalem, una visión que todos los días trato de aplicar, online y offline.

Y ya, habían muchos otros, pero realmente estos fueron los más influyentes. Esto aquí muere, todos los posibles tagueables ya fueron tagueados.

P.D: Las imágenes fueron tomadas de : Kyon, Kazuma, Vash, Shinj, Minerva X, Spider Jerusalem.

Una de las series que tenia una premisa interesante, un escritor con cierto perfil (Damon Lindelof, productor ejecutivo de Lost), un artista de renombre (Leinil Yu) y un título prometedor, Ultimate Wolverine vs Hulk, todavía no ha sido culminada. El número 1 salió en Diciembre del 2005, después se publicó el número 2 pero el 3 está desaparecido en acción.

Ahora, según declaraciones de Damon Lindelof que se recogen en el blog Bags and Boards los guiones de los números 4 y 5 ya están hechos, falta esperar por el arte. Lo cual quiere decir que la serie se terminará pronto, en algún momento no especificado.

El primer número realmente no es un hito de la historia del comic, más bien es una excusa para ver hasta que punto se puede romper Wolverine (spoilercito: En la primera página Wolvie es partido a la mitad literalmente), pero pasar más de 2 años para terminar una serie limitada es absurdo. Aunque ha pasado, pero no es excusa, sobretodo para una editorial como Marvel.

Esperen sentados si estaban pensando coleccionarla.

Fuente: Blog@Newsarama